El Jardín del Exilio

El Jardín del Exilio (Claustrofobia)

En el exterior del Museo Judío de Berlín se encuentra el Jardín del Exilio. Otro ejemplo de jardín con el que no se pretende que el visitante pase un rato agradable, sino mas bien todo lo contrario. Mediante 49 columnas de hormigón inclinadas y coronadas por árboles, dispuestas en ángulo de 90º sobre un suelo adoquinado y también inclinado, Daniel Libeskind creador de este espacio, consigue que al adentrarnos en el Jardín del Exilio experimentemos una sensación de claustrofobia y desorientación, solo al mirar hacia arriba encontraremos la libertad, veremos las ramas de la vegetación y el cielo.

El Jardin del Exilio

Jardín del Exilio

*No dejo de pensar en Orsini y su torre inclinada en el Bosque Sagrado de Bomarzo, donde la finalidad también era desorientar al visitante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat